Bendición de la nueva sede Edad Dorada en Jaén

La casa de una “familia grande” (Diario Jaén)

MENSAJEROS DE LA PAZ ESTRENA UNA NUEVA SEDE

Local cedido por la Diputación a Edad Dorada

Diario Jaen, por RAFAEL ABOLAFIA | 30 Sep 2017

 

Edad Dorada-Mensajeros de la Paz, una organización que gestiona siete residencias de mayores en Andalucía, tiene nueva sede. Un espacio ubicado en la calle Úbeda y cedido por la Diputación que abrió ayer sus puertas a la sociedad jiennense. “Queremos seguir siendo una familia grande y esta va a ser nuestra nueva casa”, aseguró Julio Millán, el presidente de la ONG, en el acto de inauguración. Fue el obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, el que se encargó de bendecir unas instalaciones desde las que se coordinará la labor de Edad Dorada en toda Andalucía y también las iniciativas de cooperación internacional. “A quien Dios quiso bien, le dio casa en Jaén y esto es lo que ha hecho con vosotros”, aseguró el prelado, en referencia al propio Julio Millán y a su mano derecha, el sacerdote Domingo Pérez. “Estáis ayudando a muchísima gente, ayudáis a los débiles y a los necesitados a recuperar su dignidad”, explicó el prelado, quien también destacó la labor y el camino abierto por el padre Ángel, al que calificó de “hombresímbolo”. Precisamente, el fundador de esta institución se unió al acto de inauguración de la nueva sede. “Está encantado con el proyecto”, señaló Millán.

La ONG dirige siete residencias para mayores en toda Andalucía, de las que tres están en Jaén (Puente Jontoya, Porcuna y Rus). Son centros “cinco estrellas en cariño, ternura y abrazos”, como le gusta decir al presidente de Edad Dorada. Al respecto, Julio Millán destacó el papel de los más de 300 empleados que trabajan en estas siete dependencias, de los que 150 están en la provincia: “Creemos que también contribuimos a diversificar y ampliar el tejido empresarial de una provincia como Jaén”, señaló el sacerdote, que quiso dejar claro que no son, “ni quieren ser”, empresarios: “Somos dos curas humildes de pueblo, que tenemos muy claro que queremos ayudar a los demás”.

Precisamente, ese fue uno de los aspectos que señaló el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes, quien señaló el “honor” que le supone a la institución colaborar con este tipo de iniciativas: “No vamos a escatimar nunca esfuerzos en estar al lado de aquellas entidades que se dedican a ayudar a los demás, sobre todo a aquellos que más lo necesitan por su especial situación de vulnerabilidad”, destacó. En este punto, puso como ejemplo a Edad Dorada-Mensajeros de la Paz: “No solo se encargan de dar amparo a los más necesitados en todos los lugares del mundo, sino que también crean empleo y crean riqueza para la provincia”, apuntó.

La cesión de esta sede por parte de la Diputación jiennense se suma a la colaboración de esta administración con esta entidad a través de la convocatoria dirigida a asociaciones del Fondo Provincial de Solidaridad y Ayuda al Desarrollo. Esta cooperación ha permitido contribuir a financiar la realización de una quincena de proyectos en países como Ecuador, El Salvador o Marruecos, dirigidos a ayudar a menores, a fomentar el acceso a educación de jóvenes y niños, mejorar autonomía de personas con discapacidad, a construir hogares para mujeres o mejorar residencias de mayores, entre otros.

Con esta sede, Mensajeros de la Paz se suma a colectivos como la Asociación de Alcohólicos Liberados de Jaén y Mágina, Alcer Jaén, Quesada Solidaria, Cáritas, la Asociación de Lupus, o Sinando Calí, entre otras, que cuentan con un espacio cedido por la Administración provincial para realizar su labor.