Asistentes a la inauguración de la calle Mensajeros de la Paz

Arjona dedica una calle a Mensajeros de la Paz

Esta es la primera placa con su nombre que hay en toda España.

Patricia González | Diario Jaén, 24 de mayo de 2019

Con una gran emoción y miradas llenas de agradecimiento, Ángel García Rodríguez (más conocido como «el padre Ángel») y Julio Millán Medina, inauguraron una placa en Arjona, en nombre de Mensajeros de la Paz, organización a la que ambos pertenecen, fundador y presidente de su fundación, respectivamente.

Padre Ángel, Juan Latorre y Julio Millán en la inauguración de la calle Mensajeros de la Paz. Fotografía: Diario Jaén

Un reconocimiento que tomó por sorpresa a ambos y que ha supuesto todo un hito en la historia de Mensajeros de la Paz, pues es la primera vez que un pueblo de España dedica una calle a la ONG.

«Me siento como un niño con zapatos nuevos»

declaró el padre Ángel, detalló que este precioso gesto es una expresión, por un lado, fruto del aprecio del pueblo de Arjona hacia Julio Millán, quién fue sacerdote de esta misma población de 1992 a 1995; y, por otro lado, del cariño hacia la propia ONG. Eso sí, el padre Ángel asegura que este gesto no «se les sube», pues ellos siempre intentan «ponerse en los zapatos de los demás, de los que no llegan a fin de mes y de la gente que aspira a que un mundo mejor sea posible».

El fundador de la ONG indicó que viajó, desde Madrid al municipio jiennense, para «dar las gracias y acoger con los brazos abiertos» tal gesto y dejar claro que este reconocimiento no es sólo para Mensajeros de la Paz, sino también para todas aquellas organizaciones que trabajan por los demás.

«Creo que es un gesto precioso para todas las ONGs que trabajan por los más desfavorecidos», insistió.

Por su parte, Julio Millán Medina confesó que se sentía «totalmente emocionado» con el gesto que tuvo con ellos el alcalde de Arjona, Juan Latorre.

«No me esperaba este gesto y me parece tan bonito que me ha cogido por sorpresa», dijo. Así, afirmó que Arjona es el primer pueblo de España que tuvo el detalle de dedicar una calle a Mensajeros de la Paz, y comentó que los pocos años que estuvo de sacerdote en la ciudad fueron «pocos pero intensos».

«Yo, a este pueblo, lo quiero mucho y, este gesto de la calle, me suena a que la gente se acuerda de mí. Siento que es un reconocimiento a aquellos años», explicó agradecido por el detalle que vino de manos del alcalde.

Sobre esto, Juan Latorre señaló que, este homenaje a la ONG, se decidió en pleno a finales de 2018, a raíz de una propuesta suya. Relató que, anteriormente, la calle se encontraba en muy mal estado y que, tras una profunda rehabilitación, decidieron dedicársela a Mensajeros de la Paz.

«En cuanto se terminó, en los primeros que pensamos fue en ellos, por la relación que nos une a través de Julio Millán, a quien todo el mundo recuerda con muchísimo cariño por el trabajo que hizo y, también, para reconocer a todas esas personas, como el padre Ángel y todos aquellos que trabajan en la asociación y que se desviven por las personas más desfavorecidas», recalcó Latorre.

Asimismo, aseguró que se sintió «inmensamente feliz» de que, tanto Julio Millán Medina, como el padre Ángel, estuvieran presentes en este momento tan importante en el municipio.