Reconocimiento a Edad Dorada Mensajeros de la Paz Andalucía

Un mundo mejor es posible

“Nos ayuda a seguir pensando que un mundo mejor es posible”

En el acto de entrega del reconocimiento POR SUS VALORES, Julio Millán Medina, presidente de la Asociación Edad Dorada-Mensajeros de la Paz Andalucía, recibió la distinción por su “incansable labor” con los más desprotegidos de la sociedad, desde niños a los ancianos, pasando por las mujeres maltratadas o los necesitados.

“Sólo puedo daros las GRACIAS en nombre de todo el colectivo al que represento y que formamos parte de ese arroyo de solidaridad con los demás”, agradeció el sacerdote nacido en Bedmar.

“Esta distinción que nos hacéis es un gesto de cariño y una caricia que nos anima a seguir trabajando para construir un mundo mejor. Porque no sé hacer otra cosa y porque sigo pensando que otro mundo mejor es posible”, agregó.