Explosión de solidaridad popular para ayudar a un comedor social de Mensajeros de la Paz

Pequeños empresarios y comerciantes y miles de vecinos se vuelcan en estos días. Villaverde: un barrio tan comprometido como necesitado, recauda más de dos toneladas de alimentos.

Numerosos pequeños empresarios y comerciantes y miles de vecinos se vuelcan en estos días para ayudar al comedor social de Mensajeros de la Paz de Villaverde.

Todo empezó gracias a la iniciativa de una pequeña tienda del barrio, “El Mercado de la Plata” que ha reunido más de dos toneladas de alimentos en menos de un mes. Rosa Sánchez Rivera, su propietaria, ha regalado unas bonitas pulseras a cada persona que ha acudido con alimentos para donar.

Otros comerciantes y empresarios vecinos: la peluquería, el gimnasio, la farmacia, la gestoría, varios bares, restaurantes y un hotel, incluso un taller mecánico, han secundado la iniciativa recogiendo en sus locales las donaciones de sus clientes, para ayudar a familias en situación vulnerable. El fenómeno se ha convertido en toda una explosión de solidaridad contagiosa.

Los comerciantes del Mercado de Villaverde Alto han cedido un puesto a Mensajeros de la Paz, donde los voluntarios de la ONG recogerán las donaciones del público hasta el hasta el 17 de diciembre. Todas las personas que participen en la campaña recibirán unos pendientes de zirconitas, gentileza de los comerciantes del mercado (hasta finalización de existencias).

Los vecinos del barrio de Villaverde, unos de los más afectados en Madrid por el paro y la crisis, están respondiendo admirablemente a esta llamada de solidaridad hacia sus convecinos. Miles de pequeñas donaciones (-Lo que se puede-) llegan continuamente tanto al Centro Social de Mensajeros de la Paz, como a los diversos comercios que han emprendido la campaña de recogida de alimentos. También se han multiplicado los ofrecimientos de voluntariado y otras colaboraciones.

El Centro Social Villaverde de Mensajeros de la Paz se abrió hace menos de un año. En estos momentos ofrece a través de su Comedor Social, más de 150 almuerzos cada día a personas mayores, jóvenes, madres con niños y familias completas. También desde el centro se proporciona una cesta de la compra completa cada mes a otras cien familias del barrio. Así mismo, se prestan otras ayudas sociales a personas afectadas por la crisis como donaciones de leche maternizada, ropero, ayudas puntuales en el pago de suministros energéticos, vacunas, medicamentos especiales, etc.

Este es uno de los muchos centros y recursos sociales, entre ellos 10 comedores sociales, que la ONG Mensajeros de la Paz, presidida por el Padre Ángel, ha puesto en marcha en los últimos años en diversos puntos de España para paliar los efectos de la crisis en menores y sus familias, conformando toda una Red de Recursos Sociales anti-crisis.

Mensajeros de la Paz, a través de su Banco Solidario, distribuye cestas de la compra solidarias con las que se proporciona alimentación a unas 4.100 personas cada mes, siendo más de 1.000 familias en situación de vulnerabilidad las que reciben una “compra solidaria” mensual, en la que también se incluyen productos de aseo y limpieza. Igualmente, y en determinados casos, el Banco Solidario de Mensajeros de la Paz ayuda a numerosas familias con los recibos de suministros, especialmente ante situaciones de corte por impago.

Además, a lo largo de 2014, y con destino a niños y familias en precaria situación económica, Mensajeros de la Paz está ofreciendo desayunos, almuerzos, meriendas o cenas, a menores, y a familias completas, a través de diez comedores sociales. Cuatro de estos comedores se sitúan en Madrid.

Artículo original en periodistadigital.com