El Reino de Dios es como un banquete, una fiesta

El Proyecto de Dios se va a realizar a pesar de las dificultades y contradicciones... hemos de ir construyendo Reino nosotros

Obras son amores, y no buenas razones

Parábola dirigida especialmente a los dirigentes políticos y religiosos que pasaban la vida acechando a Jesús para ponerlo en aprietos.

Parábola de los obreros de la viña

Hoy escuchamos la parábola de los obreros de la viña, donde se concluye con una enseñanza, que los últimos serán los primeros.

Perdonar hace bien

El perdón es necesario para vivir, y para convivir, de una manera sana y digna... (Reflexión de Julio Millán Medina)

La corrección fraterna

¿Quién se atreve a corregir? ¿Quién se atreve a aceptar ser corregido sin molestarse?... (Reflexión de Julio Millán Medina)

Carga con tu cruz y sígueme

Ay, cómo nos gusta a todos el poder y el éxito... y cómo huimos de fracasos, y de amigos fracasados... (Reflexión de Julio Millán Medina)

Y, para vosotros ¿quién soy Yo?

La unidad es siempre clave en la credibilidad de toda comunidad. Reflexión de Julio Millán Medina

Sobre la convivencia

Cualquier casa se convierte en un infierno, cuando la convivencia es mala... reflexión de Julio Millán Medina

La tempestad calmada

Relato de la tempestad calmada: el mar, el viento, la barca... nos hablan de inseguridad, de miedo, de desamparo, incluso de confusión...

¿De verdad vale la pena?

¿Todo esto merece la pena? darlo todo, hacer un esfuerzo por la fe, por la comunidad, por el reino... ¿de verdad merece la pena? Reflexión de Julio Millán Medina